top of page
  • Foto del escritorINA

¿Cómo es el trastorno bipolar en niños?



Si bien el trastorno bipolar suele ser más común en adultos y adolescentes, los niños también pueden padecerlo.


Independientemente de que los cambios de conducta y emociones suelen ser comunes durante la niñez, hay algunos cambios extremos en sus estados de ánimo y comportamientos, que van desde la hiperactividad hasta la depresión, que son síntomas graves que alertan de un posible padecimiento de este trastorno. Aquí te mencionamos algunos:


  • Pasar rápidamente de ser alegre y entusiasta a triste e irritable.

  • El estar deprimido casi todos los días.

  • Falta de atención o concentración.

  • Hiperactividad e impulsividad.

  • Tener dificultad para dormir, como insomnio o somnolencia extrema.

  • Comer casi nada o demasiado.

  • Tener falta de energía.

  • Comportamiento agresivo o violento.

  • Sentir que no hacen nada bien.


Estos cambios emocionales pueden ser difíciles para un niño pequeño, ya que no son capaces de comprender por qué sus sentimientos cambian tan rápido y sin motivo, afectando su capacidad de interactuar con los demás y tener relaciones saludables.

Por eso, los profesionales médicos recomiendan una evaluación detallada para determinar si un niño tiene trastorno bipolar, ya que un diagnóstico precoz es importante para un tratamiento exitoso.

Una vez que se establece dicho diagnóstico, profesionales de la salud mental pueden aplicar terapias y tratamientos que ayuden al niño a tener herramientas para entender mejor su enfermedad y lidiar con las fluctuaciones emocionales que lo ayuden a controlar sus síntomas.


Algunos de los tratamientos más comunes son:


  • Terapia conductual cognitiva (TCC): este tipo de psicoterapia emocional ayuda a los niños a identificar patrones de pensamiento negativos y cambiarlos por pensamientos más positivos.

  • Psicoeducación: intervención que puede ayudar a los niños en el entendimiento del trastorno, la aceptación de sus limitaciones y la mejora de su autoestima y motivación al aprender nuevas destrezas para interactuar con otras personas e integrarse socialmente.

  • Tratamiento farmacológico: puede incluir medicamentos como, estabilizadores del estado de ánimo y otros para controlar los síntomas, pero siempre debe estar guiado por un médico especialista.


Si tú o algún familiar cercano tienen sospechas de sufrir de algún trastorno de salud mental, o ya han sido diagnosticados y desean tratarse, no dudes en solicitar una cita con nosotros en nuestra sección de “Contacto”, o comunícate a nuestro WhatsApppara llevarte directamente con un asesor.

Para más información relacionada a salud mental, consulta nuestra sección de noticias.


Temas que también te recomendamos:

261 visualizaciones0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo

Comentários


bottom of page