• INA

¿SOY BIPOLAR?

Aproximadamente 23,196 personas padecen de Trastorno Bipolar en el Perú ¿Eres una de ellas? En este post te ayudaremos a averiguarlo. Recuerdo que cuando tenía 13 años escuchaba mucho a mis compañeros de clase decir que eran bipolares para justificar su comportamiento. En ese entonces era la frase de moda. Y tenía sentido. Ya saben: bipolaridad. Dos polos contrarios. Felicidad y tristeza.


Durante la adolescencia mis días se caracterizaban por ser un vaivén entre ambas emociones, pero ¿Tenía un trastorno bipolar por eso? Definitivamente no. La bipolaridad es un trastorno del estado de ánimo que hace que las personas experimenten cambios en el estado de ánimo y el comportamiento. No es solo ir de felicidad a la tristeza, sino de hipomanía o manía a la depresión. Y, contrario a lo que se piensa, no es un cambio que se dé constantemente a lo largo de un día, sino que se presenta en episodios llamados “ciclos” que se pueden iniciar tanto con hipomanías o manías como con depresiones y luego terminan en el estado opuesto. Luego pasan a periodos de normalidad, que pueden durar meses o hasta años. El pasar por estos ciclos genera bastante sufrimiento a la persona que los padece. La bipolaridad es un trastorno que se puede detectar desde la infancia. Aunque lo usual es que los primeros síntomas se presenten alrededor de los 20 años.


Para entender mejor de qué se trata tomemos como ejemplo el caso de Carolina. Ella tiene 15 años y ha empezado a experimentar cambios drásticos en su comportamiento. Hace dos semanas atravesó un episodio maníaco: Tenía un comportamiento muy agresivo en casa y casi no dormía. Sus profesores le notificaron a sus padres que no prestaba atención y que conversaba e interrumpía las clases constantemente. Un día le dijo a sus padres que quería ser diseñadora de moda y empezó a cortar su ropa para crear prendas originales. Pero ahora está atravesando por un episodio depresivo: Duerme casi todo el día, su ropa cortada está dispersa por toda la habitación y no muestra interés en confeccionarla, pero, sobre todo, tiene la sensación constante de que es una persona inútil. Todo esto en el transcurso de un mes.


La duración e intensidad de los episodios hipomaníacos, maníacos y depresivos varían de persona a persona, en el caso de Carolina el episodio maníaco duró un par de semanas, pero en otros casos estos pueden durar hasta meses, lo cual puede poner en riesgo a la persona debido a la inclinación que esta siente por realizar actividades de riesgo de manera impulsiva durante este periodo. Los episodios largos de depresión son igualmente peligrosos dado que pueden presentar tendencias suicidas.


En este punto te estarás diciendo “Pero en la adolescencia también he experimentado fuertes cambios emocionales”. Es importante saber que los cambios emocionales durante la adolescencia están motivados principalmente por factores de cambio tanto externos como internos. Tu cuerpo está cambiando y la presión social sobre cómo debes comportarte también. Estás dejando de ser un niño y esto te genera cierto grado de estrés que se ve reflejado en tu comportamiento. Pero en grandes rasgos, este cambio de comportamiento no va a dificultar tu interacción con los demás, ni mucho menos, poner en riesgo tu vida.


El trastorno bipolar puede ser identificado por ti mismo o por personas cercanas a ti. Así que, si sientes que tú, o alguien que conoces encaja con el perfil descrito líneas arriba, ¡no dudes en buscar ayuda profesional! Recuerda que estos trastornos son tratables, y con un diagnóstico adecuado podrás desarrollar una vida normal.


Nota hecha por: Felicia del Pozo - Equipo INA

183 vistas

Entradas Recientes

Ver todo

El cerebro resiliente

La resiliencia, como muchos habrán escuchado, es una característica o capacidad que nos permite adaptarnos a situaciones adversas y afrontarlas de manera saludable. Muchas personas piensan que esta ca

  • Facebook
  • Instagram
  • YouTube