EVALUACIÓN

Evaluación emocional

La importancia de conocer la gama de emociones que una persona experimenta día a día radica en el papel protagónico que tienen estas en nuestro desarrollo y desempeño cotidiano. En este sentido, la evaluación emocional permite obtener datos de la experiencia de vida de las personas, especialmente de la forma en que piensan y sienten, así como la manera habitual en que se comportan, independientemente del contexto en el que se encuentran.

 

Por tanto, gracias a la evaluación emocional se puede obtener evidencia del funcionamiento psicológico de cada individuo y los procesos que subyacen a su comportamiento, de manera que se pueda detectar dificultades o problemáticas que influyen negativamente en su bienestar; además de explorar y reconocer los recursos internos que la persona tiene para afrontarlas. Como resultado, se puede considerar los posibles planes de intervención terapéutica, de resultar necesarios.