top of page
  • Foto del escritorINA

¿Tener TDAH puede llevarte a la Obesidad?

¿Sabías que el TDAH, debido a la impulsividad y a la dificultad para regular las emociones, podría generar un mayor riesgo de obesidad?

El Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) es una condición neurobiológica que afecta la capacidad de una persona para mantener la atención, controlar los impulsos y regular el comportamiento. Pero ¿sabías que el TDAH también podría estar relacionado con un mayor riesgo de obesidad?


Según numerosos estudios científicos y, en particular, un nuevo estudio publicado en el Journal of Pediatric Psychology, los niños de 4 a 7 años con TDAH tienden a consumir más calorías que sus compañeros sin TDAH y a tener un rendimiento físico inferior, por lo cual tienen el doble de riesgo de sufrir sobrepeso u obesidad. Además, se estima que hasta un tercio de las personas con TDAH pueden tener sobrepeso u obesidad.


Pero, ¿cuál es la conexión entre el TDAH y la obesidad?


Los expertos creen que varios factores pueden estar en juego. Por un lado, los síntomas del TDAH, como la impulsividad y la dificultad para regular las emociones, pueden llevar a comportamientos alimentarios poco saludables, como comer en exceso o buscar alimentos reconfortantes ricos en calorías.


Además, la regulación de la dopamina, un neurotransmisor involucrado en la recompensa y el placer también puede verse afectada en las personas con TDAH. Esto puede hacer que busquen gratificación instantánea, como la comida, como una forma de compensar la falta de estimulación dopaminérgica en el cerebro.


Desde una perspectiva neurocientífica, se ha demostrado que el TDAH está asociado con diferencias en la estructura y la función del cerebro, incluidas áreas relacionadas con la regulación del apetito y el control de los impulsos. Estas diferencias pueden predisponer a las personas con TDAH a un mayor riesgo de obesidad a lo largo del tiempo.


En este contexto, es importante tener en cuenta que la obesidad no solo puede tener un impacto negativo en la salud física, sino también en la salud mental. Las personas con obesidad tienen un mayor riesgo de desarrollar afecciones como la depresión y la ansiedad, lo que puede empeorar aún más los síntomas del TDAH.


Si tú o una persona cercana sufren de TDAH y están experimentando problemas alimenticios, no dudes en solicitar una cita con nosotros en nuestra sección de “Contacto”, o comunícate a nuestro “WhatsApp” para llevarte directamente con un asesor.


Juntos, podemos ayudarte a comprender mejor el TDAH y a desarrollar estrategias de manejo efectivas para tu caso particular.


Para más información relacionada con salud mental, consulta nuestra sección de noticias.



Temas que también te recomendamos:


Entradas relacionadas

Ver todo

Comentarios


bottom of page