top of page
  • Foto del escritorINA

¡Los cerebros humanos son cada vez más grandes!

¡Los cerebros humanos siguen creciendo! Y esto significa que también tenemos un menor riesgo de enfermedades menrales, como la demencia.

Nuestro entendimiento sobre el cerebro humano sigue expandiéndose, y un estudio reciente liderado por investigadores de UC Davis Health, nos ofrece una perspectiva única sobre este órgano fascinante.


Este estudio revela que los cerebros humanos están experimentando un crecimiento constante en tamaño, especialmente en las personas nacidas después de la década de 1930. Estos descubrimientos arrojan luz sobre cómo este aumento de tamaño podría estar vinculado con un menor riesgo de demencia relacionada con la edad.


Para llevar a cabo esta investigación se utilizaron imágenes por resonancia magnética (MRI) del cerebro de los participantes en el Framingham Heart Study (FHS). Este estudio, que comenzó en 1948, ha seguido a miles de personas a lo largo de sus vidas, proporcionando una visión única de los cambios en la salud cerebral a lo largo del tiempo.


Los resultados mostraron que las personas nacidas en la década de 1970 tenían cerebros un 6,6% más grandes en volumen y casi un 15% más de superficie cerebral en comparación con aquellos nacidos en la década de 1930. Este aumento gradual pero constante en el tamaño del cerebro se observó en varias estructuras cerebrales, que incluían al hipocampo una región crucial para el aprendizaje y la memoria, reflejándose en un crecimiento tanto de la materia gris como la blanca. 


¿Qué significa este aumento en el tamaño del cerebro para la salud cerebral?


Los investigadores plantean la hipótesis de que este aumento puede estar asociado con una mayor reserva cerebral, lo que podría ayudar a proteger contra el desarrollo de demencias relacionadas con la edad, como el Alzheimer. Una estructura cerebral más grande puede proporcionar una "reserva" adicional que amortigue los efectos negativos de las enfermedades cerebrales en la vejez.


Aunque estas conclusiones son prometedoras, es importante tener en cuenta que la genética no es el único factor que influye en el tamaño del cerebro. Influencias externas, como factores de salud, sociales, culturales y educativos, también pueden desempeñar un papel importante. Por eso, los expertos continúan investigando este crecimiento cerebral para poder comprender completamente cómo estos factores interactúan y afectan la salud cerebral a lo largo de la vida.


En última instancia, este estudio destaca la importancia de cuidar y proteger la salud cerebral desde una edad temprana. Adoptar un estilo de vida saludable que incluya una dieta equilibrada, ejercicio regular y estimulación mental puede ayudar a promover un cerebro sano y resistente a medida que envejecemos.


Si deseas obtener más información relacionada con salud mental, no dudes en consultar nuestra sección de noticias.



Temas que también te recomendamos:


Entradas relacionadas

Ver todo

Comentarios


bottom of page