top of page
  • Foto del escritorINA

¿Cómo se trata la ansiedad generalizada?


La ansiedad generalizada (TAG) va más allá del estrés diario. Se trata de una constante anticipación de desastres, una preocupación que oscurece los días y no da descanso a las noches. Pero, ¿cómo se maneja este laberinto de pensamientos intrusivos y nerviosismo constante? Aquí te presentamos el camino adecuado para tratar el TAG.


  1. Sospecha de TAG


El primer paso crucial es reconocer los síntomas tempranos. La sospecha de TAG a menudo surge al observar patrones persistentes de preocupación y tensión. Es fundamental validar y monitorear las experiencias del paciente, ya que la ansiedad generalizada puede ser muy debilitante, incluso si no siempre es evidente.


  1. Tratamientos de Baja Intensidad


Para casos leves, los tratamientos de baja intensidad son el punto de partida. Las terapias cognitivo-conductuales (TCC) son altamente efectivas, así como la autoayuda individual y los grupos psicoeducativos. Adoptar patrones de pensamiento más saludables, desarrollar habilidades de afrontamiento y cambios en el estilo de vida pueden marcar una gran diferencia.


  1. Tratamientos de Alta Intensidad


Si los síntomas persisten, la terapia intensiva es el siguiente paso. Aquí es donde las TCC se vuelven más específicas y focalizadas. La terapia psicológica, como la terapia de exposición, por ejemplo, ayuda a enfrentar y superar las fuentes específicas de ansiedad. Además, la terapia farmacológica, como los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS), puede considerarse en esta etapa de ser necesario.


  1. Diagnóstico TAG Complejo


Algunos casos de TAG son más complejos y muestran resistencia a las intervenciones anteriores. Si existe riesgo de autolesión o pensamientos suicidas, la intervención debe ser inmediata. Es crucial una evaluación detallada de la historia clínica y la posible comorbilidad en este punto. Se pueden probar nuevas estrategias de intervención, utilizar tratamientos combinados e, incluso, abordar las necesidades familiares en el hogar.


  1. Derivar con el Especialista en Psiquiatría


Cuando el TAG se presenta resistente al tratamiento o hay signos de comorbilidades psiquiátricas, la derivación a un psiquiatra es esencial. La psiquiatría ofrece opciones de tratamiento, incluyendo diferentes clases de medicamentos y una gestión más especializada.


Comprender esta secuencia de tratamiento, desde la detección temprana hasta la derivación especializada, es fundamental para brindar la atención más efectiva y mejorar la calidad de vida de quienes luchan con un trastorno de ansiedad.


Si quieres saber más sobre la ansiedad, o si tú o algún familiar cercano tienen sospechas de sufrir algún trastorno, o ya han sido diagnosticados y desean tratarse, no dudes en solicitar una cita con nosotros en nuestra sección de “Contacto”, o comunícate a nuestro “WhatsApppara llevarte directamente con un asesor.


Para más información relacionada con salud mental, consulta nuestra sección de noticias.



Temas que también te recomendamos:


Comments


bottom of page