• INA

¿Cómo afectan las pantallas en el desarrollo de los niños?

Actualizado: 24 mar


Con la llegada de la pandemia pasamos de interactuar en una realidad física a una realidad virtual, en la que tanto los estudios como el trabajo, se trasladaron a un nuevo entorno digital que implica el vernos inmersos en un mundo de pantallas y aparatos electrónicos. A simple vista, podría decirse que es un proceso que hace algunos años veníamos atravesando y de cierta forma “transitando”, sin embargo, los efectos que han implicado el volcar la totalidad de nuestra vida a este ambiente digital, se han evidenciado más en los niños, quienes en plena etapa formativa se han visto introducidos este mundo que, en definitiva, les resulta muy entretenido. Pero ¿conoces el efecto que las pantallas pueden tener en el desarrollo de los niños?


El efecto “click”


En el Perú, según el informe del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI) “Estadísticas de las Tecnologías de Información y Comunicación en los Hogares”, la población infantil es la que ha aumentado en mayor medida el uso de internet y aparatos electrónicos entre el 2019 y 2020, con un incremento de alrededor del 15% en general, y 28,7% en niños y niñas de 6 a 11 años.


Y ahora bien ¿Por qué efecto click? Bueno… ¿Han visto la película “click”? A los que no, les presento uno de los escenarios mostrados en la película para graficar la situación. Tras hacerse acreedor de un control remoto mágico, el protagonista de la película (interpretado por Adam Sandler) empieza a saltarse todos esos momentos incómodos o que requerían mucho esfuerzo para solo concentrarse en los buenos momentos. Sin embargo, llegó un punto en el que el control remoto empezó a guardar toda la información de estos momentos específicos que el protagonista se iba saltando para brindarle un servicio más personalizado y automático. En conclusión, terminó saltándose varios periodos de su vida que el control hacía que los pasará automáticamente a “modo avión”, mostrándose ausente en su vida.


La analogía surge en vista de que los niños, al verse expuestos a las pantallas a una edad muy temprana, empiezan a emplearlas (de manera inconsciente) como este control mágico que les va a ayudar a saltarse todos esos momentos en los que se sienten aburridos. Las pantallas les proveen dosis de dopamina que los mantienen entretenidos mientras que ante el mundo se muestran en modo avión”. Uno de los problemas, como ya te habrás podido dar cuenta, es que no “viven” ni interactúan con las personas que están a su alrededor.


Los problemas a largo plazo


Durante los primeros años de vida, el cerebro del niño se encuentra en formación. Una de las zonas más sensibles a la influencia de medio ambiente es la Corteza Prefrontal (CPF). La CPF es responsable de la planificación motora, concentración, inhibición de impulsos, memoria operativa, planificación, autorregulación emocional, etc. Exponerse a temprana edad y, por largos periodos de tiempo a pantallas puede llegar a enlentecer de la CPF, generando en el niño un mayor riego de presentar conductas impulsivas, agresivas, adictivas, y no tomar decisiones adecuadas por una disminución de la capacidad de hacer encadenamientos.


En cuanto a la concentración, proceso ejecutivo que requiere de parte del niño voluntad, consciencia y perseverancia, las pantallas le ofrecen una hiperestimulación que le brinda la posibilidad de saltar de una actividad a otra, o de interactuar mediante contenidos que no implican un mayor esfuerzo de su parte. Siendo La concentración, una actividad tediosa, los niños preferirán las pantallas ya que será más sencillo sentarse y distraerse con el celular viendo, algún video y/o estimulando los sentidos mediante juegos, es decir, mediante procesos externos y pasivos.


En resumen, las pantallas podrían alterar el desarrollo cognitivo del niño al no permitir un desarrollo estructural y funcional adecuado de la CPF, sumado a una interacción social distorsionada, donde la pérdida de empatía sería el común denominador. Es por esta razón que la administración adecuada de los padres a la exposición de sus hijos a las pantallas será crucial para gozar de las ventajas del mundo virtual sin perjudicar el desarrollo del niño.



64 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo