• INA

13 razones para hablar de suicidio en la adolescencia


La adolescencia es un periodo de transición complicado, afectiva y cognitivamente, y es la etapa del desarrollo donde la prevalencia de ideas e intentos suicidas son más altas en comparación con las otras etapas de la vida. Por este motivo, es muy importante conocer este fenómeno para poder prevenirlo, o cuando se presente como ideas suicidas abordarlo y buscar ayuda profesional para evitar consumar el hecho. A continuación, les presentamos trece datos relevantes sobre este tema:



1. El suicidio es un problema real. Muchos lo consideran un mito, pero la verdad es que el suicidio es la segunda causa de muerte en personas de 15 a 29 años de edad.

2. Prejuicios erróneos. Muchos creen que los adolescentes no tienen motivos para suicidarse. Sin embargo, la realidad nos demuestra lo contrario. De hecho, son más vulnerables porque se encuentran en desarrollo y no cuentan con habilidades suficientes para hacerle frente a los malestares psicológicos.

3. No es por llamar la atención. Existen estudios que demuestran que el porcentaje de adolescentes que lo hacen por “llamar la atención” es solo el 2.5%. Sin embargo, 46.5% de adolescentes lo hacen con intención de morir.

4. No es “lo normal”. Muchas personas creen que pensar en la muerte durante la adolescencia es normal. Si bien puede llegar a ser común, las alteraciones del estado de ánimo y las autolesiones (asociados al suicidio) no son situaciones que debamos considerar normales en esta etapa de la vida.

5. Idea, intento y suicidio. Las ideas de muerte o ideas suicidas son pensamientos con relación a la propia muerte que podrían presentar los adolescentes. Estas podrían presentarse por un periodo de un mes o más. Cuando estas empiezan a concretarse, los adolescentes se informan y planifican el acto, incluso pueden hacer un gesto o un intento suicida, pero no necesariamente lograr el objetivo.

6. Suicidio y desórdenes mentales. Si bien el suicidio ha sido ampliamente asociado a la depresión, otro desorden relaiocnado es el Trastorno Bipolar. Es importante buscar atención psiquiátrica y psicológica especializada para poder tratar estos problemas a tiempo.

7. Consumo de drogas. Los estudios han demostrado que el uso y abuso de alcohol, tabaco y otras drogas se asocian a un aumento del riesgo de intento de suicidio en adolescentes.

8. Conflictos en la identidad sexual. Los adolescentes homosexuales, bisexuales, travestis y transgénero tienen que convivir con los prejuicios de la sociedad y muchas veces no cuentan con el apoyo de sus familias. Por ende, al descubrir y aceptar su sexualidad, empiezan a sentir mucha angustia y pueden sentir desesperanza.

9. Desesperanza. Un factor muy importante en el suicidio es la idea de que los problemas no tienen solución, la desesperanza. Muchos adolescentes, al no haber adquirido herramientas para solucionar problemas, pueden pensar que su situación no va a cambiar y van a tener problemas sin solución para el resto de sus vidas. Entonces, la desesperanza constituye el caldo de cultivo de las ideas y los intentos de suicidio.



10. Problemas familiares. En muchos casos, los adolescentes presentan ideas suicidas porque no cuentan con las herramientas necesarios para regular sus emociones y buscan mecanismos poco saludables para aliviar su malestar. En un porcentaje importante de los casos (alrededor del 50%), las ideas suicidas aparecen porque los adolescentes no se sienten apreciados por sus padres o por problemas en la dinámica familiar.

11. Autolesiones. Una señal de alarma importante son las lesiones que se ocasionan los adolescentes a sí mismos para aliviar el malestar psíquico que sienten. Muchas veces estas lesiones no tienen la intención de acabar con la vida de los adolescentes, pero pueden llegar a hacerlo. Además, es un indicador de que las ideas de muerte podrían estarse generando en ellos.

12. Está muy presente en los medios. La serie “13 reasons why”, el “juego de la ballena azul”, el video de “Momo”, entre otros que circulan por internet y las redes sociales, han recibido mucha atención y no necesariamente generan conocimiento sobre el tema. Es importante recibir la guía de especialistas para poder tratar estos temas con los adolescentes.

13. Buscar ayuda. La ayuda profesional en estos casos es de vital importancia. Los profesionales más indicados para ayudar son los psiquiatras y psicólogos clínicos. Otros profesionales de la salud dedicados a atención primaria podrían estar informados al respecto, pero es mejor acudir a un especialista en caso de que la plática familiar informada no sea suficiente.


Lic. Edgardo Llerena Henzler


Referencia

13 señales de alerta de suicidio en adolescentes – Medscape – 19 de mayo de 2017

58 vistas0 comentarios
  • Facebook - círculo blanco
  • YouTube - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco