• INA

Amnesia anterógrada: Como si fuera la primera vez


Seguro que muchos de nosotros hemos visto en las películas a personajes que han sufrido de amnesia tras una caída o un accidente y son incapaces de recordar aspectos pasados de su vida. ¿Cómo olvidar a la famosa “Lucy” interpretada por Drew Barrymore en “Como si fuera la primera vez”? Lucy habría sufrido un accidente automovilístico, que originó que su mente se reseteara cada vez que se iba a dormir y, literalmente, vivía el mismo día una y otra vez. Este escenario ficcional resulta poco creíble y nos hace pensar en la amnesia como una enfermedad un poco surrealista, sin embargo, existe y puede presentarse de diversas formas.


La amnesia es un tipo de trastorno que afecta a nuestra memoria y supone que no sea posible recordar o recuperar la información. Esta puede presentarse en tantas formas que los estudios de ciertas lesiones y disfunciones en distintas partes del encéfalo ha hecho que se hayan ido descubriendo los mecanismos que operan detrás del uso de la memoria a partir de los diferentes tipos de amnesia que se presentan. Hoy te hablaremos de una de ellas. La anterógrada.


Volvamos al ejemplo inicial. En “Como si fuera la primera vez” exponen un tipo de amnesia muy particular denominado amnesia anterógrada, donde la protagonista sufre una pérdida de memoria de corto plazo que le impide efectuar cualquier aprendizaje. En este tipo de amnesia existe una incapacidad total o parcial a la hora de hacer que las experiencias que se van viviendo queden fijadas en la memoria debido a una afectación del hipocampo, el cual se ocupa de convertir la memoria a corto plazo en memoria a largo plazo. Es decir, que la amnesia anterógrada, al afectar a lo que va sucediendo desde que se desarrolló por primera vez el trastorno, hace que lo que se va viviendo no pase a formar parte de la memoria a largo plazo y se olvide después de unos pocos minutos o segundos. Las personas que padecen esta amnesia no pueden aprender nada nuevo, no recuerdan los nombres de las cosas o de las personas que conocen y no reconocen una cara.


Las causas de este tipo de amnesia suelen ser lesiones cerebrales como traumatismo craneoencefálico, encefalitis, problemas vasculares, fiebre muy alta, shock emocional, daño en el cerebro como consecuencia del consumo de alcohol o drogas y anestesia general. En algunas ocasiones, las personas que padecen este tipo de amnesia logran recuperarse simplemente retomando su rutina diaria, pero en otros casos necesitan tratamientos para devolver la memoria a su funcionamiento habitual.


El tratamiento para la amnesia anterógrada consiste generalmente en la realización de ejercicios para entrenar la memoria junto a estrategias que permitan a las personas afectadas desenvolverse en su vida cotidiana con normalidad. Para ello es necesario la realización de rituales fijos diarios y repetir cada día la misma información al paciente. El uso de una agenda es una pieza fundamental del tratamiento ya que permite al paciente ubicarse en el tiempo y en el espacio y acceder rápidamente a cualquier tipo de información que haya olvidado. En cuanto al tratamiento farmacológico es común el uso de medicamentos similares a los utilizados en la enfermedad de Alzheimer y que tienen como objetivo aumentar los niveles de acetilcolina a nivel cerebral.


409 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo