top of page
  • Foto del escritorINA

¿Las neuronas pueden oler una amenaza?



Normalmente, la vista y el oído son los sentidos que consideramos ser nuestros salvadores en situaciones de peligro, pero, en realidad, el olfato es igual de importante, e incluso más eficaz a la hora de ayudarnos a salir sanos y salvos de una situación peligrosa.

Resulta que los nervios, en lo más profundo de nuestra nariz, empiezan a procesar los olores negativos en el momento en que los detectamos, lo que provoca una respuesta más rápida de nuestro cuerpo. Esto contrasta con nuestros sistemas visual y auditivo, quienes envían las respuestas sensoriales a unidades especializadas dentro del cerebro para su procesamiento, lo que retrasa el tiempo que tarda nuestro cuerpo en levantarse y moverse.


Nuestras neuronas olfativas, en cambio, procesan los olores agradables y los amenazantes a diferentes velocidades. Ante un olor desagradable, sólo tardamos medio segundo en apartarnos. Esto es algo muy importante cuando estamos ante situaciones potencialmente peligrosas como a punto de morder algo vencido o de aspirar gases tóxicos.

Seamos conscientes de ello o no, cuando ingresamos a un nuevo espacio usamos nuestro sentido del olfato para evaluar si es seguro o no. De hecho, incluso para gran parte del reino animal, esta capacidad es necesaria para la supervivencia y la reproducción. Por eso, es muy importante no subestimar esta gran capacidad sensorial y neuronal.

Si tú o algún familiar cercano tienen sospechas de sufrir algún trastorno, o ya han sido diagnosticados y desean tratarse, no dudes en solicitar una cita con nosotros en nuestra sección de “Contacto”, o comunícate a nuestro “WhatsApp” para llevarte directamente con un asesor.


Para más información relacionada a salud mental, consulta nuestra sección de noticias.


Entradas relacionadas

Ver todo

Comentários


bottom of page