• INA

¡Tu cerebro te cobra las amanecidas!



Si eres de las personas que disfruta acostarse tarde, sin importar que a la mañana siguiente tengas que levantarte temprano, este artículo es para tí. Sacrificar tus horas de sueño es peligroso, no solo por cómo puede mermar tu productividad al día siguiente, sino por el hecho de que te estas metiendo con un órgano muy vengativo; el cerebro. Tanto así que, el simple hecho de tener cinco o seis horas de sueño al día es tan malo para tu salud como fumar dos cajetillas de cigarros diariamente. No afectarán las mismas áreas del cuerpo, pero en definitiva tiene efectos negativos alarmantes desde la falla de la memoria hasta un paro cardiaco.


El descanso es primordial para mantenerse saludable. Si aún dudas de esto hoy te traemos tres razones que te harán pensarlo dos veces antes de amanecerte viendo una serie de Netflix.


1° Aumento de peso


Ya dijimos que el cerebro es vengativo ¿No?, por ello, cuando no dormimos bien este procesa mayor cantidad de grelina que es también conocida como la hormona del hambre. Esta hormona se genera dentro de nuestros estómagos cuando están vacíos y le indica al cerebro cuando ya es momento de comer, lo cual se ve reflejado físicamente en una mayor salivación. Sin embargo, esta no es su única función, ya que esta hormona también estimula la secreción de insulina y ayuda al crecimiento muscular. En definitiva, nos ayuda a balancear nuestro metabolismo


Sin embargo, cuando no tenemos suficientes horas de sueño, nuestro hipotálamo procesa esta hormona en mayor cantidad impidiendo que se regule nuestro apetito, por consiguiente, ingerimos más alimentos lo cual estimula la secreción de más insulina. Esto último provoca que se formen más reservas de grasa en nuestros cuerpos dificultando el crecimiento muscular y produciendo un aumento de peso.


2° Envejecimiento Prematuro


Según el doctor Eric R. Braverman, la condición y edad de tu piel es regulada por la genética. Sin embargo, el cerebro también es responsable, en gran medida, de que la piel conserve ciertas características que ninguna crema ni cirugía plástica pueden proporcionar. Esto se debe a que el cerebro produce sustancias como el gaba, que ayudan a que la piel se regenere, evitando a su vez, que nuestras células se oxiden. El no dormir afecta la capacidad de nuestra piel para recuperarse del daño que sufre diariamente. Esto genera que se formen más arrugas, que se cuelgue más rápido y que tarde más tiempo de recuperar del daño provocado por los rayos del sol haciéndote ver mayor.


3° Defensas Bajas


Mientras dormimos, nuestro cerebro libera sustancias que combaten las infecciones. Entre estas sustancias tenemos las citocinas; unas proteínas que ayudan a prevenir la invasión de virus y bacterias en nuestros cuerpos (a la vez que nos ayuda a conciliar mejor el sueño). Sin embargo, dormir menos de seis horas diarias provoca que nuestro sistema inmune deje de producir dichas sustancias. Esto nos expone a poder contraer enfermedades crónicas como la diabetes, y a volvernos más susceptibles a cualquier tipo de enfermedad, dificultando nuestra posterior recuperación de la misma.


Ya lo sabes,si no quieres que tu cerebro te pase factura a temprana edad, no acumules deudas con él y acuéstate temprano, que las consecuencias a largo plazo pueden ser muy perjudiciales para tu salud.


384 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo