• INA

Efecto Flynn ¿Se ha perdido la inteligencia en nuestra generación?



¿Se han dado cuenta que hoy en día los jóvenes leen cada vez menos? ¿Acaso es esto culpa del internet o de los dispositivos digitales de entretenimiento? ¿Será que nos estamos volviendo cada vez menos inteligentes?


Pues, en una sociedad tan tecnológica como en la que vivimos es muy poco común que una persona no cuente con un dispositivo digital, ya sean niños, adolescentes o adultos. Lo sorprendente es que los adolescentes actuales han logrado llegar a su mayoría de edad contando ya con un dispositivo digital en sus manos, mientras que los adolescentes de hace un par de décadas eran distintos en cuanto a comportamiento ya sea intelectual o de entretenimiento.


Pero tranquilo, que todo ello tiene una explicación científica y argumentada la cual implica el conocer en qué consiste el fenómeno del Efecto Flynn, conocido como la subida continua año por año, de las puntuaciones del cociente intelectual, un efecto muy visto en la mayor parte del mundo, el cual se ha ido dando de generación en generación. Pero ha pasado algo que es realmente preocupante, y es que esta última generación no ha cumplido con el Efecto Flynn, entonces esto quiere decir, que claramente habría una variable interviniente que sería importante analizar, la cual está causando algunas alteraciones cognitivas en los niños y adolescentes, ya que aparentemente esto se daría como resultado del uso excesivo de los dispositivos digitales.


Entonces ¿nuestra inteligencia ha disminuido? pues por increíble que parezca, existen numerosos estudios que reflejan que la inteligencia se ha estancado e incluso que el ser humano es menos inteligente que antes. Por ejemplo en un artículo publicado en la revista científica PNAS nos muestran que el Efecto Flynn ya no se está desarrollando y que por ende el coeficiente intelectual está bajando.


Es habitual que hoy en día se pueda estar trabajando en la computadora mientras miramos televisión o escuchamos música, y estamos pendientes de las redes sociales, los mensajes de texto, correos electrónicos o alertas en el celular. Pero ¿Hasta qué punto nuestro cerebro está capacitado para sostener las tareas múltiples que las nuevas tecnologías promueven? Tener muchas cosas para hacer y hacerlas una por vez (qué es lo recomendable) no es lo mismo que intentar hacer varias cosas al mismo tiempo, ya que en ocasiones la multitarea tiene un costo cognitivo y puede afectar de forma negativa el desarrollo de nuestra inteligencia.


30 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo