• INA

Novedades en el Abordaje Psicoterapéutico del Paciente con Esquizofrenia

Actualizado: nov 19

A pesar de la creciente necesidad de cambiar el enfoque terapéutico orientado a resolver los síntomas que generan malestar en el paciente, por uno orientado a la recuperación del funcionamiento del individuo en el mundo real, las intervenciones tradicionales y de "tercera generación" de la Terapia Cognitivo Conductual (TCC) se siguen centrando principalmente en la discapacidad relacionada con las funciones mentales deterioradas o alteradas. Aunque es un enfoque con probada eficacia, no es suficiente para abordar patologías más incapacitantes como la Esquizofrenia y los trastornos psicóticos, entre otros. Por este motivo, algunos terapeutas e instituciones han decidido implementar una modalidad terapéutica orientado a la recuperación funcional y, aunque parece ser un enfoque de tratamiento prometedor, hay pocas intervenciones que se centren en este aspecto.

La terapia cognitiva orientada a la recuperación (CT-R, por sus siglas en inglés), ideada originalmente por Aaron Beck, es un enfoque de tratamiento diseñado para promover el empoderamiento y la capacidad de recuperación en personas con afecciones graves de salud mental. Ampliando la terapia cognitivo-conductual para la psicosis, CT-R es un enfoque basado en fortalezas que se centra en activar modos de vida adaptativos, desarrollar aspiraciones realistas y participar en actividades personalmente significativas para lograr la vida deseada. Es decir, aborda la discapacidad desde una perspectiva más amplia, incluidos los dominios de actividad y participación.


A pesar de aún no se cuenta con más investigaciones que confirmen la evidencia empírica de su efectividad, podría ser valioso explorar más posibilidades de desarrollar intervenciones de TCC orientadas a la recuperación, ya que la CT-R rescata la individualidad, lo que ha demostrado mejorar el estado de ánimo y el funcionamiento del individuo. Quizás las mejores prácticas de los enfoques tradicionales y de "tercera generación" podrían combinarse para maximizar su potencial terapéutico en términos de lo que es más importante para las personas con Esquizofrenia u otras patologías donde la funcionalidad determina la gravedad y el pronóstico de estas dolencias.


Existe un importante estudio de caso que demuestra que la CT-R puede promover una mejora personal significativa en la vida cotidiana de un individuo con una larga historia de condiciones mentales severas. Este es el caso de Mary, una persona con Esquizofrenia, involuntariamente atrapada en un ciclo ininterrumpido de hospitalizaciones, sin cambios durante 20 años e infeliz. Mary y su terapeuta acordaron y alcanzaron objetivos, acordes con los desafíos propios de su déficit neurocognitivo. A medida que Mary adquirió habilidades, experimentó éxito y adquirió dominio sobre algunos síntomas, las rutinas conductuales disfuncionales fueron reemplazadas por actos de la vida cotidiana que promovieron un mejor autoconcepto, y ella desarrolló una mejor calidad de vida. Mary pudo volverse más activa, dominar su propia angustia, comenzar a ayudar a otras personas y socializar. No estuvo hospitalizada durante 2 años. En resumen, Mary claramente tenía un potencial sin explotar que surgió de las experiencias exitosas de lograr sistemáticamente sus propios objetivos.

Muchas personas como Mary, con esquizofrenia severa y persistente, se enfrentan a desafíos importantes para la recuperación. Algunos han pasado décadas en hospitales estatales o en el sistema penal; otros viven en el hogar con familias separadas en permanente conflicto o no tienen hogar y reciben poco apoyo o tratamiento. Por lo tanto, existe la promesa de que CT-R, o esfuerzos psicoterapéuticos similares, pueden mejorar los resultados, reducir los costos de tratamiento y, lo más importante, promover la recuperación de las personas con Esquizofrenia.


Estudios más recientes han mostrado que los beneficios de la CT-R sobre el tratamiento estándar se mantuvieron a lo largo del tiempo. Además, se ha descubierto que la duración de la enfermedad predice en buena medida la respuesta al tratamiento, de modo que las personas con menos tiempo de enfermedad que reciben CT-R pueden comenzar a mostrar mejoras confiables en su funcionamiento antes de los 12 meses. Cabe resaltar que aquellos individuos con mayor cronicidad pueden mostrar mejoras confiables, pero esto sucede a partir de los 24 meses, lo que sugiere que los profesionales de la salud no deberían renunciar a estas personas cuando parece que no están mejorando tan rápido como se esperaría. Por ende, si bien es importante intervenir tempranamente, no es excusa para no intentar lograr cambios en individuos con mayor tiempo de enfermedad.


En conclusión, quienes hacemos psicoterapia debemos estar abiertos a nuevas posibilidades y formulaciones de tratamiento para individuos con bajo funcionamiento o condiciones mentales severas. Prestar atención a sus capacidades e intereses y encontrar el potencial sin explotar que estas personas traen consigo podría ser un primer gran paso. Por otro lado, para los que tienen familiares o amigos con estas condiciones, es importante que tengan en cuenta que existen alternativas de tratamiento y que la intervención temprana predecirá una mayor funcionalidad en menor tiempo.


Lic. Edgardo Llerena Henzler


Referencias:


Grant, P. M., Reisweber, J., Luther, L., Brinen, A. P., & Beck, A. T. (2014). Successfully breaking a 20-year cycle of hospitalizations with recovery-oriented cognitive therapy for schizophrenia. Psychological Services, 11(2), 125–133. https://doi.org/10.1037/a0033912

Grant, P. M., Bredemeier, K., & Beck, A. T. (2017). Six-month follow-up of recovery-oriented cognitive therapy for low-functioning individuals with schizophrenia. Psychiatric Services, 68(10), 997–1002. https://doi.org/10.1176/appi.ps.201600413

Nowak, I., Sabariego, C., Świtaj, P., & Anczewska, M. (2016). Disability and recovery in schizophrenia: A systematic review of cognitive behavioral therapy interventions. BMC Psychiatry, 16(1). https://doi.org/10.1186/s12888-016-0912-8

73 vistas
  • Facebook
  • Instagram
  • YouTube