EVALUACIÓN: TRASTORNOS ALIMENTARIOS

Evaluación clínica

La evaluación clínica es la base para generar una hipótesis de la alteración de la conducta alimentaria y permite realizar una diagnóstico.

Evaluación neurocognitiva

La evaluación neurocognitiva permite describir el funcionamiento cerebral para corroborar el problema y determinar la relación de la alteración de la conducta alimentaria con las funciones cognitivas.

Evaluación de las emociones

La evaluación emocional permite describir la personalidad y determinar la relación de las emociones con la alteración de la conducta alimentaria.

SPECT cerebral

La imagen cerebral funcional permite determinar si existen áreas del cerebro asociadas a la conducta alimentaria que están consumiendo una cantidad de energía diferente a lo esperado.